lunes, 3 de octubre de 2011

But darling.. You, are, the only exception.

Tengo una paja mental, que yo no sé de qué va.. -.-''

¡JODER! Apenas he hecho un mapa y ya no me siento el cuello y me matan los riñones. Quiero dormir siete días con sus siete respectivas noches y morirme un poco hasta entonces. Me da lo mismo si el tiempo se para o sigue adelante mientras yo estoy en mi crisálida-camastro. -Aunque yo lo dejo caer, así, por si cuela, pero estaría mucho mejor si también te enredaras entre mis sábamas-. Total, que no sé cómo mirarte, cómo hablarte, si tocarte.. Y tengo un caos en mí y unas terribles ganas de cola cao.. ¡Bleh! Que qué sé yo de historias de amor que no acaban en tragedia.. Que mañana si tengo mejor cara vuelvo. Y si no, a joderse.

Bichito.

domingo, 2 de octubre de 2011

I just gonna be OK today.


Estoy en shock. Hoy almorcé fuera con mami -instauramos el domingo como nuestro día, para hablar, contarnos las cosas.. Entresemana no tenemos tiempo -.-''-, y se lo conté. ¡Plof! Le hablé de él y de cómo había cambiado mi opinión al respecto.. Mamá y su eterno consejo: Carpe Diem. Y yo, como aplicada hija le tomé la palabra. Hoy tocaba Saw IV y V. Y no tocó cosquillitas. O bueno sí. Pero me las hizo él. La cosa es que nos tocó suelo y puse un cojín en su pierna y nos tumbamos allí. Empezó a hacerme rabiar moviendo la pierna y yo le pellizqué. Me cogió la mano y.. No la soltó. Si nos levantábamos, al volver al suelo nos buscábamos la mano el uno al otro. Y él me hacía cosquillitas en el brazo o en el pelo -tal vez, solo porque sea él, soporto que me toque el pelo..-. Y yo qué sé. Mi Superhéroe y su chica hablan de una escapada -de esas de película suyas- los cuatro. Y yo esta noche no puedo pensar. Necesito hablarlo con la almohada. Necesito creérmelo primero. Y tener una charla conmigo misma después. Y tal vez un abrazo suyo (?). Lalalá.

Bichito.

Son mis amigos, por encima de todas las cosas..

Ayer me auto hice caso, fui dura con el día y el día no pudo dar más de sí. Casa de Irenita. Singstar. Ellos. Él. Le quité el móvil y casi nos pasamos toda la noche peleando por ello. Pero también me cosió un botón -que él mismo me había arrancado-, mientras yo cenaba, solos en la cocina. (Está de más decir que por las buenas me dio un ataque de risa -.-''). Bueh. Luego hice un truco de magia con el cual fliparon, oh sí. Cuando los nenes evacuaron la casa quedamos tres de las Olas con Campa y jugamos a Password entre algunas anécdotas graciosas.. Y ¡plof! Dormimos juntitas Mimi, Irenita y yo tan ricamente. ¡AIS!

Bichito.

sábado, 1 de octubre de 2011

\m/

Aún puede ser un gran día, ¡Duro con él!

Puaj,

Hoy me he levantado cuestionándolo todo. Leo el blog de la Ola romántica por antonomasia y me pregunto cómo demonios estoy dejándome llevar. Es algo que nadie entiende, lo tengo comprobado. Nadie comprende por qué él; a quien no se le da del todo bien expresarse escribiendo, quien se pasa el día haciendo deporte, quien lee -pero no demasiado-.. Tan diferente a mí, sin esa nota anormal que siempre busco. ¡No tengo ni idea! Yo también me estrujo los sesos intentando comprenderlo. Y no sé si mi teoría de que ha de compensar en normalidad alguno de los dos se sostiene [...] No entiendo ni yo nada. Porque él no escribirá para mí. Probablemente sus ideas de cita sean agonizantemente normales. No comprenderá los poemas que le diga que me recuerdan a él. Ni yo misma sé qué mierda es esto que se debate en mi estómago a jornada completa. Lo único que sé, es que cuando lo tengo delante, las dudas se vienen abajo como si fueran un castillo de arena que una olita traviesa ha mojado. ¡Bleh! Ya me he rallado, joder. ASCOASCOASCO. >.<

PD: Todo sería mucho más fácil si los bichitos bipolares tuviésemos asignado nuestro bichito bipolar anormal para toda la vida. Pero, joder. ¿Cómo diantres conviven dos personas tan inestables, tan bipolares, tan bichos, tan absurdas? Tsé. No sé si necesito alguien que me entienda o alguien que me dé estabilidad. 
PD2: Yo me había levantado de buen humor y aquí me tenéis, ahora muerdo. Pensar no me sienta nada bien, no señor, no.

Bichito.

viernes, 30 de septiembre de 2011

The beauty and the beastly.

Saqué unas tijeras del bolsillo, busqué la rosa blanca más perfecta y se la entregué. Quería dárselo todo, incluso su libertad. Te quiero, pensé. Pero no se lo dije. No es que tuviera miedo de que se riera en mi cara. Era demasiado educada para hacer algo así. Temía algo mucho peor: que no me respondiera lo mismo.

-Qué hermoso-dijo Lindy-. ¿Nos vamos de la ciudad?
-Sí.-Sí, amor mío.-

[En la nieve]
-Maravilloso y esponjoso pueden convertirse fácilmente en frío y mojado, y si te pones enferma ,no podremos jugar en el exterior. -Pero podría darte calor-.

-Perfecto- dije-. Cuando termine el invierno seremos escultores de hielo experimentados. -Aunque lo que en realidad quería decirle era: Te quiero.

-¿Adrian?
-¿Sí?
-Gracias por traerme a este lugar.
-Era lo menos que podía hacer.
Aunque en realidad quería decirle: Quédate. No eres mi prisionera. Puedes marcharte cuando quieras, pero quédate porque me amas.

-Pero, ¿cómo lo sabías? -dijo ella-. ¿Cómo sabías dónde estaba?
-Lo supe. -Me dolía el estómago, donde se había alojado la bala.- Lo supe por.. -La magia. El amor. El instinto animal. Como Jane sabía de Rochester.- Simplemente lo supe. -Alargué el brazo para tocarla-.

 -Estoy aquí, amor mío. -¿Había dicho amor mío? ¿Yo? Pero me sentía tan bien, como si nada pudiera hacerme daño. Ya no sentía dolor alguno. ¿Estaría ya muerto?

-Guau-digo. Eres tan hermosa.
Lindy se mira en el espejo.
-Tienes razón. Soy preciosa.
-Y modesta. Ahora tengo que pedirte algo.
-¿El qué?
Le ofrezco mi mano y le digo:
-¿Me concedes este baile?

Beastly (La Bestia).


Bichito.


Brevedades II.

¡Ñañaña! No me enrollo que llevo prisa. Punto uno: ¡Qué mañana de instituto tan larga! Punto dos: Eh, eh, eh, eh, eh eh -Lois este no es mi vaso de Batman; jé.- ¿Cómo que voy provocando? Punto tres: Después de siglos obsesionada con la película Beastly, una versión más realista -si es que es posible hacer una versión realista de la Bella y la Bestia (¡JODER, CÓMO ADORO ESA HISTORIA!)- y en NY del cuento de Disney y viendo que no salía en español, me la vi en inglés. Problem, malditos dobladores? Y bueh, me han dejado el libro y creo que lo flipo. Esta noche añadiré frasecillas de esas que te tocan el corazón con la punta de los dedos y os haré soñar, diminutos bloggers. À bientôt, mes amours! 

Bichito.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Tará.


Ñaj. Ni con manual te entendería; y eso me chifla. Escribiendo eres tan enigmático y ala vez directo que a veces apuesto que a ti te cuesta entenderte, sí. Just like me. ¡Bueh! El caso es que leí -al fin-, la misteriosa entrada de tu blog y.. ¡Sorpresa! No entiendo nada. Algo de A-LUCINANTE; un poco de autocompasión y al final dices tener algo que pocos tienen. Wtf? Tsé. Me gusta este giro apenas perceptible que está dando todo.. Seguimos peleándonos, pero es distinto. Y sí, esta noche me explico como un libro cerrado. ¡Bleh! Lo que quiero decir es que me encanta que me mires a los ojos aun cuando me estás retorciendo la muñeca. Y que se me hacen eternas las horas que no me paso haciéndote rabiar. Punto. Ya lo he dicho. -.-''

PD: Quiero a la enana bipolar. La quiero en faceta bordearañoymuerdoatodoelputomundo y en faceta ñoña. La quiero 25h al día. Punto. 


Bichito.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Bohemia mode on.

Buah. Hoy me pasé el día tejiendo una historia de amor y tristeza. Amor y Poesía. Guau. Tiene fuerza. Y un poco bohemia me hallé hora tras hora. Así pues, hablando de ti un poco.. Cada día nos pegamos más fuerte; acabaremos mal, sí. Y si me propones repetir lo del domingo -cosquillitas lalalá-, ¡pues sonrío como una idiota!

Bichito.

martes, 27 de septiembre de 2011

Bichito colapsa.

Ohg. Esta incertidumbre que se acumula toda en un rincón de mi mente y a todas horas da el coñazo. ¿Y en qué piensa? ¿Le molestó lo del domingo? ¿Sospechará ya algo? ¿Me tiene tirria? ¿Piensa en mí? ¿Le soy indiferente? ¡Jeeeeeeeeeesús! ¡Para ya! Pierdo un vuelo, pierdo el tren, pierdo los papeles y por ti perderé la cabeza poco a poco.

Bichito.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Neruda y LODVG.


Sabrás que no te amo y que te amo  puesto que de dos modos es la vida. La palabra es un ala del silencio,  el fuego tiene una mitad de frío. Yo te amo para comenzar a amarte,  para recomenzar el infinito  y para no dejar de amarte nunca:  por eso no te amo todavía. Te amo y no te amo como si tuviera  en mis manos las llaves de la dicha  y un incierto destino desdichado. Mi amor tiene dos vidas para armarte.  Por eso te amo cuando no te amo  y por eso te amo cuando te amo.
Neftalí Ricardo Reyes de Basoalto -vulgarmente conocido como Pablo Neruda-.

Bichito.

La nena y el nene.

La nena quiere nene. Stop. La nena quiere fin de semana. Stop. Si entresemana la nena pasase más tiempo con el nene no querría fin de semana. Stop. La nena quiere tiempo libre para el nene. Stop. ¿Conclusión? La nena exije el monopolio de su mente; que el nene robó ayer. Y también su cordura, que la perdió entre la piel del cuello y el mentón del nene.

Bichito.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Cosquillitas.


Que no que no y que no. Que no me acostumbro a que a me vayan bien las cosas. Y mi mente no acepta que en Saw III yo haya estado repanchingada en el sillón y él tumbado en el suelo con su cabeza en un cojín de mi sillón y haya acariciado su pelo y le haya hecho cosquillitas por el cuello y el mentón toda la jodida película. Soy incapaz de creer que ese par de ojos verdes Fontaine Fernández me miren tras haber estado piel con piel.. Estrellas, como Jo acudo a vosotras y os pido, que si esto es real no dejéis que lo mande al traste como todo lo demás.. Chest to chest; nose to nose; palm to palm..

Hoy cambiaré pensar por dejarme llevar.


Aún estoy un poco así como borracha. De risa fácil y totalmente evadida. Después de madrugar ayer para caminar una etapa del Camino de Santiago y conseguir una experiencia más para mi colección, me pasé horas leyendo y quise vestirme Femme Fatale para anoche. Puede que a Lennie no le funcione, pero me parece que a mí sí -es posible que si Joe Fontaine no hubiese tenido el corazón hecho añicos cuando Lennie femmefataleó, también hubiese reaccionado así-. Al principio no fue más que los piques habituales de caras de burla y forcejeo. Pero luego me abrazó y el mundo -y estoy absolutamente segura de ello-. dejó de girar sobre sí mismo y del Sol para girar única y exclusivamente alrededor de sus brazos sobre mí. Tras eso todo fue intentar estar cerca uno del otro, tocarnos con cualquier excusa, mirarnos con cualquier pretexto. Anoche, pequeño mundo blogger, algo hizo encencerse en mi menteuna lucecita que gritaba: ¿Y si...? Algo que no me había permitido hasta ahora contigo por miedo. Admito que aún estoy escéptica; una parte de mí confía en que todo ha sido un sueño.


Bichito.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Tesis en astronomía.


Sé dónde está la Osa mayor. Justo como en Adictos al amor, el chico de las estrellas. Después de una tarde de malas caras y peor humor; después del chichón que me has hecho -imbécil-.. Te sientas a mi lado, me obligas a tumbarme en el césped y mirar al cielo y ¡plof! Eres astrónomo. Y ahora estoy flotando un poco y tengo miedo; terrible miedo porque contigo prometí no dejarme llevar. Pero resulta casi imposible cuando siento tu piel cálida en el brazo. Cuando lanzas ese par de anillos de acero a mis pupilas. ¡Y veo señales por todos sitios! Y estoy perdiendo la olla y no sé qué es verdad y qué me invento, de las ganas que tengo de sentirte cerca. Ojalá pudiese asomarme solo un poco a tu cabeza y oirte. No puedo negar que ya te has hecho con el monopolio de mi mente. Y que por tardes como esta soportaría semanas aún más estresantes y eternas. Que estoy realmente dispuesta a levantarme todos los lunes a las siete dejando atrás el relax, si los viernes tú compensas cada maldito segundo insoportable. Lo diré; lo diré: ¡Que te quiero coño ya!

Bichito.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Enana quiero hoy.

Y después de un día nodeltodomalarratos, tengo ganas de cama. De sofá de piso de la enana; mejor. Eso es. Mudarme a vivir allí. Sacar de una mochila lila dos manzanas rojas, seis cojines tuquesa, estrellitas de colores que brillan en la oscuridad, unos cuantos cupcakes, un tarrito que pone polvos de oscuridad, una llave en cuyo llavero pone: Debajo del asfalto y más abajo. Habitación VIP Andrea; una botella de tequila y otra de absenta y tirarnos allí, a ver fotos de Martin Johnson, criticar Ojos Bonitos con tésis doctoral de tocar las narices. Quiero pasar todas mis noches allí, en el pequeño salón al que llamaremos búnker y que todo lo arreglemos oyendo Hero/Heroine y haciendo postres.

Bichito.

miércoles, 21 de septiembre de 2011


Querido saco de boxeo.. En serio, somos -científicamente demostrado- incapaces de mantener una conversación sin pegarnos. Pero si me zarandeas así para picarme, pues me pico, obviamente. Y ahora me vienes con que te haces un blog. Qué adorable.. Buah; que me pongo ñoña. ¿Pones a mi nombre tus ojos -ay, tus ojos..- y la jodidamente perfecta sonrisa? Poco más que añadir: Ando sumergida entre las páginas de Los ojos amarillos de los cocodrilos. Solo una cosa más, si no s mucha molestia..


Así pues, cuando no tengas nada que hacer y yo pase por tu cabeza, nadie podrá oírte así que piensa en como si me quisieras.

Bichito.

martes, 20 de septiembre de 2011

Me conformo con un: Buenos días, pelirroja de bote.

Es posible -y digo solo posible; que luego mañana tendré ganas de odiarte y me arrepentiré de haber dicho esto-, que pueda llegar a acostumbrarme a que cada mañana, cuando aún el cielo duda entre el día y la noche, mientras camino medio sonámbula e irritable, aparezcas con esa media sonrisa -absolutamente medio perfecta-, ese par de ojos que me traen de cabeza y mi cordura escondida en alguna parte de ti, y me hagas sonreír. A veces físicamente visible, a veces solo en mi fuero interno. (Lo siento, me haces perder tanto el juicio que tengo maniatadas las ganas de ti). Puede que logre sobrevivir buscando tu mirada entre la gente, contando las horas para verte, maldiciendo mi jodida mala suerte..


Bichito.

Coseja. -O flores que crecen de la basura.-


Hay días que definitivamente son una mierda. Hoy es un bonito día mierda. Ha sido una mañana terriblemente estresante. Pruebas y más pruebas inútiles que me ponen nerviosa. En tensión. Tengo que hacer mapas, muchos mapas. Y estudiar capitales. Y aprenderme el alfabeto griego. Y solo es el segundo día. Eterna; jodida semana eterna. Lo único bueno hoy has sido . y tus ojos bonitos. y tu sonrisa absolutamente perfecta. y tu nuevo pelado. y esa manía tuya de a ratos hacerme caso. eres el bonito de mi bonito día mierda.

Bichito.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Be's day.

Hoy di una sorpresa. Es uno de mis hobbies favoritos, ¡adoro las sorpresas! Y sobre todo si es para el pequeño Be. Su carita al llegar es la prueba de que mereció la pena las prisas de toda la tarde. Mi día tuvo sentido gracias al lío de la fiesta, diecisiete añitos, fiera. ¿Y tú? Pues estás y no estás; pedazo de soso. Así me gusta, que te hagas aborrecer. Pero deja de hacerme cosquillas cuando te pico. ¡Bleh! Culo tu de paso.

Bichito.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Gotas de agua tristeza y un poquito de sal para mis penas de princesa.

Lleno la bañera de mentiras y halagos y sumerjo mi ansiedad. Siento el cosquilleo de la espuma en mis brazos y sonrío hasta llorar.. Dos vueltas de llave me separan del mundo pero no sé a qué lado girar. Abro la ventana que me invita al silencio mi paisaje emocional. Y ahora ya no sé quién soy tengo el corazón anestesiado.. -Ojalá-.

Ñoñerías de noctámbula.

Estoy hasta la nariz de esta bipolaridad. De despertarme en calma. De ponerme rabiosa porque no te veré. De tener sed de sangre. De cogerme un cabreo del copón porque aparezcas hasta en la sopa. De a estas horas de la noche ponerme ñoña. Y necesito un abrazo, y de nuevo chocolate con fresas. Y dormirme en el pecho de alguien oyendo su corazón. Y sobre todo, tener el valorde reconocer que ese alguien eres.

Bichito.

Malditas causalidades.


Una tarde perfecta: Terror psicológico, sangre, y Ellos. Tú, por suerte o por desgracia -intento convencerme de que por lo primero-, no estabas. Pero el Universo conspira, y las jodidas malditas causalidades han hecho que estés presente de alguna forma. ¡Joder! Todos estallamos en carcajadas, pero después de ver tantos asesinatos macabros, me dieron ganas de romper la pantalla de la televisión como una psicópata. Sal. Ya. De mi cabeza. Cagando leches.

Bichito.

Te den -candela-.

Bueh. ¿Qué decir de anoche? Tú y tus ojos no aparecísteis. Pero me encantó acurrucarme  mientras todos cantábamos canciones ñoñas de LODVG. Un alivio saberse independiente. ¿Hoy? ¡Maratón de SAW! No hay nada como sangre y juegos macabros para quitarme cursiladas estúpidas de la cabeza. Ahora tengo una bonita colección de 12 mapas que hacer, y el encantador quebradero de cabeza que es Historia durante un año entero para mantenerme ocupada. Nene, ¡Bleh!

Bichito.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Pero ahora..

Some fine day when we go walking, we'll take time for idle talking. Sharing every feeling as we watch each other smile. I'll hold your hand you'll hold my hand. We'll say things we never had planned.. Then we'll get to know each other in a little while.

Si hay algo que odio cuando acabo un libro de Zafón -sí, me he levantado antes para seguir leyendo-, es que termine. No por esos minutos que me paso llorando mientras releo la última página una y otra vez, sino porque otra de sus historias.. se ha acabado. Y aunque me relea el libro, nunca más me sorprenderá de la misma forma. Pero es un alivio, ya que durante el tiempo en el que me zambullo en sus páginas -dos días como máximo-, me invade una melancolía sin igual. Cuando cierro el libro, mis niveles de melancolía vuelven a la normalidad y las sombras de mis problemas parecen menos tenebrosas sin las palabras de Carlos.Y eso ha ocurrido esta mañana, me he despertado medio soñando que volvía a enredarme en tu cuello y me decías muy cerca que no tenía que despertar, porque nada de esto era un sueño.. Me he hundido en el sofá a leer y ahora tengo ganas de saltar -me pasa siempre que me pongo los botines-. Y tengo ganas de Pec. De salir esta noche y ver tus maravillosos ojos, me da igual todo lo demás. Si tengo que pegarte yo, si te parezco cansina, si estás harto de mí.. Ahora mismo me da igual. Es posible que luego me venga abajo y bleh. En este instante, en este breve y duro instante -al más puro estilo Ángel González-, solo AIS. O como dice una canción.. Pero ahora solo déjame decir te quiero. -But for now let me say I love you-.

Bichito.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Por el miedo a equivocarnos.

El secreto es que tengo miedo de que esas diminuteces para ti no signifiquen nada. 

Bichito.

Todo se resume en un inmenso miedo a que todo sea producto de mi imaginación.


Me toca salir sola con los chicos de la pandilla. Bleh; tampoco es que me importe mucho. Un ratejo en el parque, no más piques de lo habitual. ¿Contigo? Pues patadas y puñetazos comunes. Aunque claro, cuando intentabas atraparme y me pediste que me dejara, lo ha cambiado todo ese agárrate a mi cuello. Porque puede parecer una pamplina pero se desdibujó todo en ese instante. Y me reí a carcajadas. Hasta aquí de cuento de hadas. ¿Los peros? Para empezar, que no creo que la mayoría de estos momentos se dieran si yo no me pasara el día picándote. Que si de ti dependiera nada de esto ocurriría. E historias en las que yo tiro del corazón del otro, he tenido muchas; y estoy cansada.. ¿Más INRI? Mmtd desbloqueada. Decidimos darlo todo por olvidado. Y resulta.. extraño. aunque reconfortante. Cicatriza heridas. Ya no duele, sino que como en un principio.. sana. Prefiero estar vacía a este caos

Yo mientras tanto, tirando de tú corazón. Y así con todo, me cambias de color. Sin ti todo de mal en peor..

Bichito.

Das color a mi vida con el caos de los problemas.

 Bueh. Primer día: dos horas libres, aterrorizada en Historia y por lo demás no se destaca demasiado. Ahora tenemos un fin de semana por delante, y esta tarde ya hicimos planes, que no estamos para tirar el tiempo libre. y tus malditos ojos habéis pululado por ahí sin ejercitar mucho las cuerdas vocales, pero descentrándome igualmente. Y sí, vivo estas horas con el miedo de que esta tarde, cuando vuelva a verte (en todas partes y a todas horas; ), llevar demasiadas espectativas en el bolsillo y que se rompan todas por el camino y el monstruo gruña y yo haga ¡Plof! y me venga abajo como un bizcocho pocho. Cada vez que eres encantador, subo un poquito más de altura entre nubecillas esponjosas, me vuelvo loca buscando un pero y al más puro estilo Moccia me digo: Pero, ¡¿soy feliz?! ¡Demasiado! Pero, ¡tengo un miedo de la hostia! Porque sé que en cualquier momento voy a chocarme con el decorado de este patético Show de Truman que he montado a mi alrededor. A mí no me salen bien las cosas. Así que, , venga, ya puedes ser borde y desencantarme ahora. Mientras más tiempo deje que pase, más dolerá.. 

PD: Márchome con mi tétrico y siniestro amante, Zafón. El palacio de la Medianoche. Nueva adquisición. Probablemente muera un rato hasta que me lo acabe. À bientôt!
Bichito.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Aerregé.

Me está consumiendo el dolor de cabeza. Ha sido un día agotador. Y mañana empieza lo peor. Mire a donde mire lo veo negativo esta noche. ¿No puedes venir y abrazarme hasta que me duerma? -.-''

Bichito.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Ni yo me entiendo.


Pues hoy solo caí al césped una vez, gracias al cielo(?). El pique se redujo -no estoy muy segura de si eso es bueno o malo-. Pero después de rodar algo por la hierba cuando ambos nos tiramos por el frisbee, me pidió que le guardase la llave. Y como buena bichito picotas que soy, aproveché y no se la quise devolver.Me persiguió un ratín con la bici y luego forcejeamos un poco sentados en la fuente; me cansé y se la di. Como hace días lo regañamos por no despedirse, fue a ello. Al llegar a mí le tiendo la mano, me la coge, me da dos besos y sin soltarme la mano se despide de quien le quedaba. ¿Que qué tiene de especial? Que yo veo HIMYM. Y la señal, es el apretón de manos eterno. Bleh. Rállome.Es que tengo miedo, joder. Porque se me hace extraño volver a casa cada noche sonriendo por su maldita culpa. ¿Vale? 

Bichito.

martes, 13 de septiembre de 2011

Aparta esos Fontaine ojos de mí.


Buah. Pues no sé cómo lo consigo, pero siempre acabo revolcándome por el césped contigo -.-''. Gracias a ti paso la mayor parte del tiempo en el suelo. Lo peor -mejor-, es que no me importa. Que aunque después me pique toooodo el cuerpo por la dichosa hierba, me dé un golpe de mil demonios en la espalda  -justo donde pusiste la mano para que no me doliera, sí-, y me haga daño en la mano derecha porque te hayas tirado encima mía, llegue a casa pensando en ese maldito par de ojos que me traen de cabeza de madrugada.. Día tras día. Cada mañana, cuando llegue, a las ocho te veré la cara. Cada tarde, cuando salga con mis amigos, a divertirme, te veré la cara. O te muestras tan seco y aburrido como todos los que te conocen dicen que eras o,  ¿cómo pretendes que me libre de esta sensación? ¡Bleh!

Bichito.


lunes, 12 de septiembre de 2011

¡Propiedad privada este corazón! Prohibido el paso.


Olas; prohibido recochineo.

El montruo azul que reside en mí, el mismo que en ocasiones -quiero decir, siempre salvo domingos y festivos(?)-, es lo más ñoño del planeta Tierra y sus alrededores, es cursi y un SS con licencia, está aterrorizado. Teníamos pactado, que amaríamos a corazón abierto y a volumen altísimo cuando encontrásemos alguien con quien compartir macarrones, catre y sueños. Pero por ahora, jugábamos a enseñar los dientes y ser bordes de vez en cuando, hablarle a ese hipotético alguien inexistente hasta el momento y ahuyentar el mal humor con escapadas (M;M♥). Porque en realidad, aunque es cierto que dejamos de tener el corazón anestesiado, lo encerramos bajo llave y con un bonito letrero: Propiedad privada; prohibido el paso. Todo por el miedo a equivocarnos -de nuevo-. Y puesto que durante un período parecíamos inmunes a los encantos de Eros, bajamos la guardia. Mientras observábamos con recelo lo que parecían mayores peligros, pasando desapercibido, casi con sigilo te presentas enfrente tras haberte acercado poco a poco, y me estampas en toda la cara esos preciosos ojos verdes y esa sonrisa jodidamente perfecta. Rematando la situación eres un p-i-c-o-t-a-s. Con todas sus letras. Y si te la doy me la devuelves.Si te tiro al agua, caigo de cabeza. Si te doy un toallazo, toallas, tú y yo que nos vamos a la piscina. Si te empapo la toalla y me escondo bajo la cama, me sacas embadurnándome de pies a cabeza con protector solar. Si me limpio con tu toalla, te me echas encima sobre la cama. Y en el césped sigue la batalla. Me pones cabeza abajo, me arrastras por la hierba, me echas una botella de agua por encima.. ¿Lo peor? Que irrumpe la puñetera sonrisa perfecta metomentodo. Monstruo y yo tenemos dudas -y miedo-, y te odiamos. Fuera de mis sueños. AHORA. No tienes derecho. ni un paso más. ¡Atrás!


Bichito.

Resumen de una noche Mattmaníaca ♥.

Anoche fue fantástica. Matty Matt es tan adorable como parece. Dimos una vueltecica por el parque, fuimos a comer al chinorris, con palillos y tal y luego fuimos a un pub y echamos unas risas. Y mi mal humor se esfumó por la ventana gracias al nene. Quieras o no, Matty Matt: Gracias ♥.

Bichito.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Increíblemente alucinante.


¡B-l-e-h!


Ahá. El monstruo azul devora galletas se ha enfurruñado. Y además está en uno de esos días, así que se muestra más irascible que nunca. Por eso mismo ahora va a darse un baño largo y relajante, va a ponerse su vestido favorito, y sacará su bonita melena pelirroja de paseo. Tomará helado, cenará en el chinorris *-*, y rematará en un pub. Todo esto con la compañía del pequeño Matty Matt Lovely Idiota ♥. Traeré nuevas noticias esta noche, caffrecillos.

PD: ¡TÚ! Sal de mis sueños pero YA. ¡¿Qué son estas confianzas?! 

Bichito.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Tú curas más que todo lo que pueda respirar..


Pero esta noche, te abrazaría, créeme. Te besaría. Te daría calor. Te adoraría. Haría algo aún más difícil: tratar de comprenderte. 
Y en el paréntesis de la madrugada cuando la gente interrumpe sus vidas para dormir, interrumpirla haciendo lo que nos apetezca. Y cuando salga el Sol, fingir que todo ha sido un sueño. Solo para reírnos un rato en calma. Aliarnos con el insomnio. Trasnochar. Esta noche quiero un santuario; contigo dentro. 

Bichito.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Brevedades.


Hoy quiero cosquillitas, música a volumen de susurro y chocolate con fresas. La ventana abierta y lluvia afuera. Olor a césped mojado. Todo en mi cama gigante y sí, ¿por qué no? Contigo.

Bichito.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Frágiles como pompas de jabón..


Me duele la cabeza de llorar y tengo sueño. Esta noche he recibido una triste noticia.. Un compañero ha muerto. Estuvo dos años en clase conmigo. No puede decirse que fuéramos inseparables.. pero recuerdo lo mucho que me hacía reír. Cómo lo picaba porque su voz -que siempre había sido de pito-, estaba haciéndose grave. Es tan extraño pensar que de repente se ha apagado.. Diciséis años, solo uno más que yo. Y ¡plof! Ya no está. Qué fragil es la vida. Pero seguro que desde ahí arriba, no quieres que llore y me ponga así.. tú siempre sonreías. Exprimir cada segundo, va por ti. Me cuesta un poco respirar, me falta un pulmón.. -tú lo entenderás-.

Bichito.

martes, 6 de septiembre de 2011

Los monstruos también madrugan.


Bueh, es lo que toca. En pocos días se acabará el chollo de despertarse a las tantas, trasnochar, salir todos los días.. Llega la hora de centrarse. Madrugar, instituto, academia, exámenes. Aunque no todo es malo. Es Bachillerato, sí, y suena enorme y da un poco de miedo. Pero significa dejar atrás las estúpidas matemáticas, estudiar griego, latín, francés, inglés y más literatura. Un pasito más hacia el futuro. ¿Y qué me decís de las libretas a estrenar? O los bolígrafos. ¡La agenda! Volver a apuntar ocurrencias de profesores chiflados en post - its, o frases de canciones, de poemas, de mí misma incluso para recordar.. Recoger a Irene todas las mañanas, contarle lo que he soñado. Odiar Historia. Ir a English Stills y contarle a Fiona mi fin de semana. Mi rutina. Esa que acabo detestando al tiempo, pero, que aquí entre nosotros.. Echaba de menos.

Bichito.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Ella tampoco sigue modas.


Ñaj; hablo de la nena. De mi cosita bonita que pule mis miedos con un dedo(?). Hablar con ella es como hablar conmigo misma, o con un alma gemela. Ya sea de tequila, ginebra, Redbull y vodka o de macarras con chupa de cuero, mal genio, moto y faceta cursi. Adoro que cotilleemos, poniendo verde a quien nos sale de la nariz, adorando a quien nos sale de la oreja (y a Martin Johnson), y haciéndo maléficos planes. Para toda noticia y para todo comentario burro, basta un ¡oh dios! Si algo (alguien) nos quema o nos hace rabiar, intentamos arreglarlo con un ¡Bleh! Si el día es triste, chocolate o helado de chocolate. Somos picotas y mimosas; el máximo exponencial de bipolaridad. Siempre tiene tiempo para escucharme, y a mí me encanta que confíe en mí. Tengo unas ganas terribles de que venga y espachurrarla y raptarla y no dejarla ir nunca más. Y para no acabar con ñoñerías: ¿Nuestro deporte preferido? (no hablo de rugby) ¡Putear a zorras! (Y quien se pica, pollas mastica ajos come.)

Bichito.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Yo mataré monstruos por ti.

Ahora me escondo y te observo y te puedo decir: Yo mataré monstruos por ti, sólo tienes que avisar. 
Una de mis frases favoritas es Amor es estar no hueco, por su simpleza. Porque resume esa inmensa palabra en una perífrasis verbal. Así de sencillo, Amor no es complejo, solo estar no hueco. Podríamos añadir veinte mil cosas más, como sentirse seguro, sacrificarse, dar, recibir, "no tener que decir nunca lo siento".. Pero a fin de cuentas, Amor es simplemente sentirse lleno. Como tantas veces que el monstruo que habita en mí habla de piques, de mimos, de blah, blah, blah. Cuando en realidad solo hablo de sentirme llena; lo demás es de relleno. Algún día, mi Derek, mi Jamie, mi Ian, mi Edward, mi Alex, mi Julliard, mi Step, mi Romeo , mi Joe fontaine y yo, solos los dos, con un beso, haremos explotar todo este puto mundo.

Eso era Amor.

Bichito.


viernes, 2 de septiembre de 2011

Quiéreme. ¿Capaz o incapaz?

O crónicas de una pelirroja.
¿Sabes? Me gusta jugar. Y reír. Y las cosas absurdas, sin sentido -(la vida, por ejemplo)-. Que la gente me mire raro, que no me entiendan, sorprender. Me gustan las críticas y la expresión de las caras cuando ven cómo me resbalan. Me gusta que piensen que soy excéntrica. Me gusta que la gente no comprenda mi minúsculo mundo de cristal y a todos los que encierro en él. Es divertido parecer de otro planeta. Da como un aire inalcanzable.. Admito que soy difícil. Que tengo días que muerdo, y  mis palabras están envenenadas. Y puedo levantarme ñoña, empezar doscientas novelas, ver una (o mil) películas cursis, releerme pasajes románticos de todos mis (incontables) libros y cantar estúpidas canciones de amor. O hago una crisálida y quedo en estado latente, con el corazón anestesiado (no love; no party). También hago planes para todo un mes, de los cuales cumplo la mitad de la mitad (de una cuarta parte). Hablando de vagancia, soy más perra que una osa. Adoro dormir. A veces me pierdo entre las páginas de un libro y nadie me encuentra en 24h aunque ni siquiera tenga el libro delante. Tengo ataques de histeria en los que como, río, lloro y grito. Sufro una enfermedad llamada escritura compulsiva. Creo en hadas, duendes, Magia, finales felices, almas gemelas y no en los flechazos. Soy incoherente, una contradicción en mí misma. Y ahora, quiéreme si te atreves.

Bichito.

lunes, 29 de agosto de 2011

Mimosina.


Bajo la superfiecie, todos tenemos el corazón a flor de piel.
Buah. Odio estar ñoña, es como si me quedara sin piel, tan vulnerable.. Pero esta noche, quiero que me mime, que me rodee con sus brazos y me pegue a su cuerpo, apoyar la cabeza en su pecho, esconder la cara en su cuello, que me acaricie el pelo, que me haga cosquillitas en la espalda, que me coja del mentón y me acaricie los labios con el dedo pulgar, y me mire a los ojos. Quiero que me estruje en un abrazo y me dé un besito en la frente y un mordisco en el moflete. Que se acerque a mi oído, y me acune y me susurre que todo irá bien. Sentir su aliento cálido en el cuello, su respiración en la sien, sus manos cerca, protegiéndome. Sentirme pequeña y mimosa, y dibujar con los dedos en el dorso de su mano. Recitarle bajito un poema par coeur, que sonría y me dé cuenta de que no me ha escuchado, porque se quedó mirándome absorto y morderle esa sonrisa, fingiendo enfadarme. Dormirme entre su piel y despertar con el Sol, observarlo hasta que abra los ojos, y que solo entonces, cuando estos me miren, sienta que ha amanecido..

Bichito.

¡PENIS!


Poesía eres tú,
                     dijo un poeta
-y esa vez era cierto-
mirando al Diccionario de la Lengua.
Ángel González. Poética nº 4. (Metapoesía).

Amor incondicional a la literatura, sí señor, sí. Delirios aparte -¿Qué mierda? Mi vida es un delirio.-, hablemos del peliagudo asunto de mi estado de ánimo. Soy un bichejo bipolar, que llora y ríe en el mismo minuto. Si me levanto un día, te mando a la mierda, no salgo de casa y no te doy conversación, no te alteres. Mi humor es una montaña rusa, probablemente mañana me levante brillando tanto que tengas que usar gafas de Sol. La parte oscura de la historia, es cuando de veras estoy mal.. Entonces me siento vacía, no leo, no hablo, no canto, no vivo. Y esos períodos son mucho más largos que mis bajones semanales en los que me escondo bajo el asfalto y más abajo. Dicho esto, ¿ahora? Cierto es que no hay Amor en mí. Y que soy mucho menos yo cuando esto pasa [...] No te voy a mentir, me muero por dar con él, con sus greñas y su barba de dos días, su chupa de cuero, su moto, su humor negro, su mala vida y ese largo etcétera que me pone gusta tanto. Pero hasta que lo encuentre ,¿qué quieres que te diga? ¡El mundo es mío!

PD: 500 days of Summer: ¡PENIS!

Bichito.

domingo, 28 de agosto de 2011

Que nadie se de cuenta de que sueles trasnochar..

Me dices que en tu casa te van a castigar, que quién es ese tío, que no sabes dónde vas. Quieres dejarlo todo; vivir en mi sofá. Y yo no tengo casa, solo hotel con mini bar.

Adore.

Si te dejo amarme, ser el único al que adorar, ¿te irías de todos modos?

sábado, 27 de agosto de 2011

Quiero dejarlo todo; vivir en tu sofá.


Perder el juicio, el norte y la cabeza. Subirse a una silla a bailar Ella no sigue modas. Ahogar los fracasos en tequila, vodka, ginebra o absenta. Montar en moto abrazada a la espalda de uno de esos que llevan chupa de cuero. Tarrina gigante de helado de chocolate para las penas de princesa. Tentar a la suerte. Jugar con fuego. Gruñirle al mundo. Ser una borde. Ñoñear cuando nadie te vea. Buscar ese equilibrio que a ti te falta en alguien. Gritar. Tirar cosas. Reír a carcajadas. Desayunar(te). Llorar es de nenas, nosotras somos mujereh. MMtd. 

Bichito. 

viernes, 26 de agosto de 2011

I, me and myself.



Soy de esas chicas que para comprenderlas necesitas un manual (y la gran mayoría de las veces, ni con eso). Aquí quiero desparramar diminuteces, sin las cuales no puedes afirmar que me conoces, porque la primera de ellas es que soy La reina de las cosas pequeñas. Así al azar.. Me gustan los días de lluvia, cuando sopla el viento y hace frío, para encerrarme en casa, acurrucarme y comer chocolate mientras veo películas ñoñas. Mi helado favorito es el sándwich de nata, pero prefiero el Maxibón, porque la nata tiene virutas de chocolate. Adoro la pasta, el marisco y el queso. El chocolate es uno de mis mayores vicios, (blanco o muy muy negro). Cuando estoy triste, leo libros que me hacen llorar, porque así tengo una buena excusa para empezar, y acabo llorando mis problemas y los de mis personajes. Un baño de agua caliente, es sagrado. No paso más de veinticuatro horas sin escribir, ya que me resultaría casi tan insoportable como pasarlas sin respirar. Si empiezo a leer un libro de Carlos Ruiz Zafón, puedes despedirte de mí hasta que lo acabe, no existo. Soy una criatura invernal, y adoro el frío, aunque no sabría vivir sin primavera. Donde se ponga un vestido negro, corto, ajustado y escotado, que se quite todo lo demás. Me chifla el estampado de vaca, que me llamen Bichito, Pequeña, Renacuaja y Enana. Amo al Monstruo de las Galletas. Tim Burton es mi Dios. Me encantaría tener un labrador gigante y llamarlo Severus Snape. El plátano me pierde, ya sea en fruta, en caramelo, yogur o en gominola. En cuestión de perfumes, soy del aroma de la manzana, el melón o la vainilla. Soy adicta a las novelas y series de misterio. Me sé de memoria la BSO de la Novia Cadáver, y he visto esa película 15 veces (hasta el día de hoy). Mi película favorita es 500 days of Summer y tengo el DVD en versión inglesa original. Mi libro favorito es El cielo está en cualquier lugar y casi me lo he aprendido de memoria. ¡Adoro las películas de miedo! Irlanda me tiene el corazón robado, y lo recuperaré cuando me mude allí. Mi número favorito es el 12, porque cada doce meses, es un nuevo empezar de 0. Nada me arranca tanto como la poesía (aunque no se me da bien escribir en verso), y a nadie nunca he admirado tanto como a Ángel González. Si me das un poema, te lo destriparé hasta sacar más recursos lingüísticos de los que el mismo autor supo que utilizaba, y me verás dejarme la piel en intentar leer entre líneas y llegar a su alma. Pablo Neruda es capaz de hacerme respirar melancolía por meses con tan solo un poema, y siempre que hable de él, utilizaré su verdadero nombre Neftalí Ricardo Reyes de Basoalto. Me gusta el licor de mora, manzana, lima, granadina y Bluetropic, pero mi favorito, es el de kiwi. Si me encuentro agusto con alguien, haré el payaso hasta que acabe mirándome raro, aunque esté acostumbrado a mis ataques [...]. Mi color favorito es el lila, y es también el color oficial de las Olas. Valme, Irene y Miriam son mis pequeñas Olitas, (como las de Moccia) y si las miras mal, mueres. Estoy orgullosa de mi pandilla, y los llevaría donde fuese, y donde fuese pensarían que somos imbéciles. Si la frase anterior no fuera cierta, no estaría orgullosa de ellos. La literatura es mi vida. Y si no pensase estudiar Filología Hispánica, habría trabajado en una librería o de bibliotecaria, tan solo para vivir rodeada de ella. Me perdería en una tienda de Accesorize, tanto como en un Inside. No me ofendo en absoluto cuando me dicen rara, de hecho, sonrío. Me gusta que me digan: tienes duende. Soy terrible, horripilantemente orgullosa. Detesto ir de compras, porque me agobian los probadores. No sé montar en bici, y no tengo ninguna prisa en aprender. Mis sí son: Ay mis no son: Ah ah. Quiero un aro plateado en la parte de arriba de la oreja y una frase tatuada en la clavícula. Ains es malo. Ais es bueno. Ay es de jajas y siempre irá seguido de mi paloma. ¡Bleh! tiene diferente significado, básicamente, el que me dé la gana de darle. Tan pronto soy una chica näif que soy una femme fatale. Harry Potter es mi máximo exponencial de frikismo. Soy fan de Sthepenie Meyer. Me encantan las sorpresas, darlas y recibirlas. El teatro también. Verlo, escribirlo, representarlo. Ni quiero, ni deseo, ni sueño, sino que que escribiré libros, porque seré escritora, pase lo que pase. Prefiero lo salado a lo dulce. Las tres primeras cosas físicas en las que me fijo en un chico son los ojos, las manos y el mentón. Si un chico tiene un diez en esas tres cosas y no es payaso ni picotas, no me llama la atención. No hace falta que tengas mentón marcado, manos finas y grandes y ojos claros para ser el chico de mi vida. Si eres el chico de mi vida, me picas y me mimas y payaseas. Joaquin Sabina me ha enseñado más de la vida que cualquier refrán gastado. Me gustan los malotes e ir de dura. Pero soy una ñoña y me derriten los músicos, los poetas y los fotógrafos. Prefiero poner dos a tres puntos suspensivos, aunque sea incorrecto. No soporto las faltas de ortografía. Prefiero la plata al oro. Odio los viernes por la tarde y los domingos son mi día. Te reto a descubrir el resto..

Bichito.

El cielo está en cualquier lugar.


Es el libro más excéntrico, absurdo, emotivo y.. parecido a mí, que he leído. Este libro es como me gustan a mí las cosas: O te parece pésimo, o te encanta. Pero nunca te deja indiferente. Allá van mis frases favoritas-lo cual viene a ser casa todo el libro-:

+Sarah y Joe también me está mirando. Sarah preocupada y Joe con una sonrisa del tamaño de los Estados Unidos. Sin darme cuenta me pongo a la altura de sus EEUU continentales y añado Puerto Rico y Hawaii.
-Este chico sonriente que tengo delante, en cambio, parece brillar con luz propia.
+Sólo quiero estar cerca de ti-susurra-. Es el único momento en que no muero añorándola.
-Estoy increíblemente triste, y en algún lugar de mi interior lo único que me apetece es volar.
+Lanzándome una sonrisa que me deja sin respiración.
-Le estoy rompiendo el corazón roto.
+Sus ojos recorren mi cara, después las comisuras de sus labios empiezan a curvarse hacia arriba.
-Escucho nuestra respiración. Creo que se oye desde Nueva York.
+En lugar de besarme me toma entre sus brazos.
-Sonríe y apoya su dedo índice contra mis labios, lo deja allí hasta que mi corazón aterriza en Júpiter: tres segundos.
+Joe prácticamente va cantando mi nombre, suena tan eufórico, seguramente todavía está de subidón por el beso, ese beso sublime que podría hacer que cayeran estrellas sobre nuestras manos abiertas, un beso como el que Cathy y Heathcliff debieron de darse en los páramos con el sol cálido sobre sus espaldas y el mundo rebosante de viento y oportunidades.
-"Eso es un error de planteamiento, Lennie, el cielo está en cualquier lugar, empieza en tus pies." Al besar a Joe, por primera vez en la vida me lo creo.
+Me levanta del suelo y empezamos a dar vueltas y de pronto estoy en la película más tonta del mundo, riendo y sintiendo una felicidad tan grande que me da vergüenza sentirla en un mundo sin mi hermana.
-Nuestras lenguas se han enamorado locamente y se han casado y mudado a París.
+Creo que si no paramos de besarnos el mundo va a estallar.
-Madre mía, entiendo perfectamente por qué el rey Eduardo VIII de Inglaterra renunció al trono por amor. Si yo tuviera un trono, abdicaría solo para revivir estos últimos tres segundos.
+Dios-susurra, mientras me pasa la mano por la nuca y lleva mis labios hacia los suyos-. Esta vez vamos a dejar que estalle todo este puto mundo.
-Lennie Walker, también conocida como John Lennon, está enamorada hasta las trancas.
+Todavía no he decidido qué es mejor: si vivir lo de anoche o la gozosa repetición en mi mente, donde puedo darle a la pausa y convertir unos segundos de éxtasis en horas enteras, donde puedo enlazar ciertos momentos hasta que vuelvo a sentir el dulce sabor a hierba de Joe en mi boca, y el aroma a clavo de su piel inunda el aire, hasta que siento cómo sus manos me acarician el pelo, todo el vestido, solo una capa delgada, muy delgada entre nosotros, para llevar al momento en que deslizó sus manos por debajo de la tela y sentí sus dedos como música sobre mi piel.. todo me empuja una y otra vez hacia el abismo de mi corazón.
-Y nos besamos hasta que supe sin duda que estaba en el cielo. Le conté que me parece escuchar el latido de su corazón incluso cuando no está conmigo, que siento que tengo flores que me brotan en el pecho, que estoy convencida de que siento lo mismo que Heathcliff sentía por Cathy..
+Él sonríe una sonrisa franca y abierta como un prado. Me besa con fuerza por última vez y de nuevo nos estamos bebiendo la lluvia de los labios del otro: Adiós, John Lennon.
-Quel gilipollas-digo, tirando de él hacia mí. -¿Sabes? solo me porto como un gilipollas para que me digas quel gilipollas.
+Le agarro del brazo, y él se tumba de lado junto a mí, con el codo apoyado al lado de mi cabeza, nuestros cuerpos tocándose costado contra costado. Me mira a los ojos de una manera que me hace temblar. -Sólo de mirarte a los ojos..-susurra-. Jamás había sentido nada igual.
-No llores-su voz es ingrávida, puro rocío.
+Pongo mis manos alrededor de su cuello, lo acerco a mí, y de pronto me está besando con tanta fuerza y tan profundamente que yo vuelo, navego, floto..
-Una silueta recortada contra un cielo ahora encendido, un incendio descontrolado que se extiende hacia el horizonte.
+Cuando por fin quedamos cara a cara, sus ojos no tienen vida, su rostro está petrificado. Es como si su maravilloso espíritu hubiera abandonado su carne.
-El cielo ha perdido su furia, sólo quedan unas volutas irregulares de oro devoradas poco a poco por la oscuridad. Intento escuchar dentro de mi cabeza la melodía que escribió para mí, pero no lo consigo. Lo único que escucho es su voz, diciéndome: "¿Cómo has podido hacerlo?" 
+Me daría igual que alguien enrollara todo el cielo y lo guardara para siempre.
-Todo el amor que siento por él me golpea el cuerpo. Me duele el pecho. Me duele todo.
+Lo siento, escribo con un dedo en las sábanas, una y otra vez, hasta que ya no aguanto más y enciendo la luz.
-Lanzo la cabeza contra la almohada y grito dentro como si mi propia alma se estuviera partiendo por la mitad, porque así es.
+La carencia de Joe empaña la mañana como una niebla.
+Los preciosos ojos de Joe, los que me besaron y susurraron en mi pelo, se tuercen y retuercen alrededor de palabras que odio. La tierra empieza a inclinarse bajo mis pies.
-Tus pies-digo, sin darme cuenta siquiera-. Nunca te los había visto antes. Mis absurdas palabras retumban en el aire entre nosotros y, por un brevísimo instante, sé que quiere reírse, quiere rodearme con sus brazos y estrujarme, quiere burlarse de mí por haber dicho algo tan ridículo cuando está a punto de asesinarme. Veo todo esto en su cara como si tuviera los pensamientos escritos en ella. Pero después, todo desaparece de un plumazo, tal y como llegó, y lo que queda es el persistente dolor en sus ojos que no parpadean, en su boca que no sonríe. Jamás me perdonará. Le robé la alegría a la persona más alegre del planeta Tierra.
+Hace que me duela de ternura.
-Las palabras de Joe me arden en la cara. 
+..Ni le he contado que él es la cosa más increíble que me ha pasado en la vida, que lo quiero, que para mí sólo existe él. 
-Me estalla un cóctel Molotov de celos en plena desesperación.
+Me entran ganas de darle una patada a ese cielo de postal.
-Me duele el corazón por los dos.
+El cielo sigue espectacular y espero que Joe esté mirando hacia arriba. Dondequiera que mire dentro de mí, encuentro más amor por él, por todo lo suyo, por su ira tanto como por su dulzura.. está tan vivo que me hace sentir como si pudiera darle un bocado a la Tierra entera. Ojalá no me hubiera quedado sin palabras hoy, ojalá le hubiera gritado: "¡Claro que lo entiendo! Lo que entiendo es que mientras vivas nadie te va a querer nunca tanto como te quiero yo.. Tengo un corazón sólo para poder entregártelo a ti."
-Joe Fontaine no pasa por casa, ni llama, ni manda un mensaje de texto, ni un correo electrónico, ni escribe en el cielo, ni envía un código morse, ni se comunica telepáticamente conmigo.
+Pero a lo que no consigo acostumbrarme es a que ya no creo que Joe, a pesar de mi amor incondicional por él, vaya a perdonarme nunca. ¿Cómo acostumbrarse a que ya nadie te llame John Lennon? ¿Ni te haga creer que el cielo empieza en tus pies? ¿Ni se porte como un gilipollas para que tú digas quel gilipollas? ¿Cómo acostumbrarse a estar sin un chico que te convierte en un resplandor? Yo no lo consigo.
-No sonríe. Anti-sonríe. Pero no puedo apartar la mirada y parece que él tampoco. El tiempo se ha vuelto tan lento que me pregunto si cuando dejemos de mirarnos seremos viejos y nuestras vidas enteras habrán pasado tras haber intercambiado tan solo unos cuantos míseros besos. Estoy mareada de tanto añorarlo, mareada de verlo, mareada de estar a unos metros de él. Quiero cruzar la calle corriendo, estoy a punto de hacerlo.. Siento que se me hincha el corazón, que me empuja hacia él. 
+Tengo el corazón como si alguien lo hubiera lanzado de una patada a un rincón oscuro de mi cuerpo.
-No hay luna, no hay estrellas, solo un cuenco sin brillo, sin luz.
+Me invaden los celos como perros rabiosos.
-Hay una niebla densa y triste, el mundo entero es una radiografía de sí mismo.
+No hay ni rastro de vitalidad en sus pasos. Es como si la gravedad apoyara una mano sobre su hombro como jamás lo había hecho antes.
-Noto que me flojean las piernas cuando comprendo que su dolor y su ira, la náusea de haber sido traicionado, ya le han ganado la baza al amor.
+Sus palabras cobran la fuerza de una guillotina. Me tambaleo hacia atrás, me rompo en astillas.
-Como Heathcliff y Cathy, viví el Big Bang, uno de esos amores que suceden una vez en la vida, y lo estropeé todo.
+Todo el aire escapa de la habitación y yo escapo con él.
-Quiero llorar y llorar y llorar y llorar hasta que toda la tierra del suelo del bosque se convierta en barro.
+Lo único que hago es quedarme de pie delante de un lienzo en blanco pensando en lo mucho que desprecio el color verde, cómo todos los tonos de verde me dan asco o me decepcionan o me rompen el corazón.
-Se me encoge tanto el corazón en el pecho que apenas puedo respirar.
+Cosas absurdas como esa suceden cuando la gente está tan transtornada y rota de dolor.
-Apoyo mi mano suavemente en su brazo, preguntándome cómo puede un amor tan grande por alguien caber en mi diminuto cuerpo.
+El desastrencialismo en lugar de existencialismo. Para quienes se deleitan con el desastre fundamental que es la vida.
-Levanto la vista hacia los parches de cielo azul, entre los árboles y, siguiendo con mi programa habitual, pienso un poco más en Joe. Hay tantas cosas que no sé de él. No sé si cree en Dios, si le gustan los macarrones con queso, ni su horóscopo, ni si sueña en inglés o en francés..
+Puedes hacer pedacitos la novela victoriana con las tijeras de podar pero no puedes arrancarla del interior de la chica.
-Nos quedamos mirándonos largo rato y dentro de ese momento siento que nos besamos más apasionadamente de lo que lo hemos hecho nunca aunque no nos estamos tocando.
+Nuestros labios se encuentran. Me vuelve a recostar sobre la cama, se coloca encima de mí de manera que quedamos piernas contra piernas, caderas contra caderas, estómago contra estómago. Siento su peso, apretado contra cada centímetro de mí. Deslizo mis dedos entre sus rizos oscuros y sedosos.
-Te echaba de menos-murmura contra mis oídos, mi cuello y mi pelo, y cada vez que lo hace digo: "Yo también" y después no estamos besando otra vez y no me puedo creer que haya nada en este mundo incierto que pueda parecer tan auténtico y real y verdadero.
+Me acaricia el pelo y la espalda lentamente. Me siento como un diapasón, me vibra todo el cuerpo.
-Le acaricio los labios con el dedo, digo: -Yo también quiero hacer de todo contigo. -Ay, ay, ay-dice, tirando de mí hacia él y después nos estamos besando en el cielo, tan lejos que no creo que regresemos nunca.
+Si alguien pregunta por nosotros, simplemente que levanten la vista.
-La Tierra se ha salido de su eje y ahora va derecha hacia otra galaxia.
+Entonces sonríe y amanece en todos los rincones del mundo donde ahora es de noche. 
Bichito.

jueves, 25 de agosto de 2011

Filofóbica.


Filofobia: Miedo al amor.
La misma chica que habla de All In, del todo por el todo, de quien no arriesga no gana. No es otra distinta de la que tiene miedo a volver a alquilar su pisito (llámese también corazón) a un inquilino moroso que no paga la renta a final de mes. Porque esta crisis de amor, me tiene como con deudas y me emborracho de sueños sin cerrar los ojos cada noche, porque no puedo pagarle a mis labios estas ganas de besar(te). Y a veces me tiro de los pelos porque me sacas de quicio, aunque al rato me tengas mendigándote mimos. 

Bichito.

martes, 23 de agosto de 2011

A una de las mejores personas de este mundo..


Quiero hablar de una persona que no nombro siempre aquí, pero sin la cual no sabría de ninguna de las maneras vivir. No es un amigo con el que tengo cosas en común, ni a quien le cuento todo a todas horas, ni con quien me voy de fiesta, ni con quien lloro cuando me derrumbo. Es mi hermano, y es todo lo anterior. Siempre, con solo mirarme sabe si necesito hablar. Siempre tiene las palabras adecuadas, el abrazo oportuno e incluso el pellizco perfecto. Aunque le grite más que le hablo porque me enerva, porque tiene práctica en sacarme de mis casillas, nadie puede hacerse una mínima idea de cuánto lo quiero. Me hace cosquillas mientras friego, me interrumpe y me manda callar, me pellizca el culo y me dice: Tienes la carita hinchá.., me muerde y me deja la dentadura marcada, y no me deja oír siempre música triste. Pero si llego a casa con mala cara, me coge: +¿Qué te pasa, gordita? -Nada.. +¿Seguro? -Que sí.. +¿De verdad de la buena? -¡Que sí! +¿De la buena de la buena? y entonces rompo a llorar y se lo cuento todo. Y él me abraza y me siento infinitamente segura, y ningún problema parece demasiado grande entre sus brazos. Me hace reír a todas horas, hace el payaso conmigo, me cuenta sus cosas confiando en mí, me invita a salir con sus amigos.. Y sobretodo, hace que me mantenga cuerda en este piso de locos, ¿eh? Hace el día a día tan llevadero.. Y siempre intercede por mí, me defiende ante quien sea, aunque él mismo salga mal parado. Y creo que era hora de decirle al mundo -a este pequeño mundo de mi blog- que lo quiero de una forma diferente, distinta a como quiero a mi madre, a mis Olas, a mis amigos, al resto de mi familia.. Como quiero a mi nano, no he querido, quiero, ni querré, a nadie.

Bichito.

lunes, 15 de agosto de 2011

Cositas.


Mención especial a mis tres personitas: 
Irichi, te echo de menos. Tienes ese nosequé que solo tú y nadie más tiene, y me completa.
Mimi, me reitero en que eres la coseja más tierna del mundo, y que sin ti, sería imposible salir a flote. Gracias por esa energía positiva, y por echarle tantas ganas a la vida. Creo que aún no eres consciente de cuánto te necesito.
Pec, tú a menudo eres la que mejor me entiende, aunque yo sea un bichito con trastorno bipolar y tan pronto esté debajo del asfalto y más abajo, que esté subida a mis taconazos riéndome de la gente. Tú siempre tienes un Ay para mí, o una base de pizza, o una peli ñoña que ver juntas y con la que soñar..
Quería recordaros que sois mis ángeles y que probablemente estaría encerrada y con camisa de fuerza de no ser por vosotras, cositas lindas. 
PD: Irichi es la de la derecha, con bufanda roja, Mimi es la que está a su lado, con bufanda a rayas, Pec es la del vestido morado. Y ehm, sí. Yo soy la de la izquierda, la que está en tirantas en noviembre -.-"
Bichito.

viernes, 12 de agosto de 2011

Hoy las musas han pasao de mí, se habrán ido con el nano.


No hago otra cosa que pensar en ti. Y no se me ocurre nada..
Ah, Sabina y voz rota. Ti. Tú. ¿Quién eres? ¿Dónde te escondes? No te pienso, no, no te he encontrado. Hago muchas cosas, y ninguna de ellas es pensar en ti; aún así no se me ocurre nada. Me abro el pecho en canal, meto mis manos dentro y aparto tres o cuatro costillas -qué poca protección para órgano tan débil...-, me arranco el corazón, cojo un bisturí, hago una mínima incisión y espero a que la tinta caiga sobre el papel. Y no coge forma, observo cómo se deshace sin transformarse en letras. Mi tinta no tiene sustancia. Quiero sacar fuera lo que sea que me desespera, que no me deja, que no me deja Vivir. EXIJO MI RACIÓN DE VIDA INTENSA. Ya. Es más, yo misma me sirvo. Querido planeta Tierra, vas a ser mi desayuno mañana por la mañana. No más estados latentes, no más corazones anestesiados. Ahá, me cansé de estar cansada de no ser yo la que se acueste todas las noches recordando recortes del día. Por eso, apuesto por mí y voy a por mi Historia. (Y me llevo a Pec). Hoy, sábado, es el momento perfecto para empezar a vivir a todo volumen. Y empiezo cantando en el sofá Hero/Heroine.. Y quién sabe por qué me siento todavía más fuerte y con menos ganas de "con v pequeña vivir". Y al más puro estilo Abril: ESTOY HARTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA. Punto. Quiero recortes de ese vídeo en mi vida y voy a conseguirlos. No hay vuelta atrás, voy a sentirme viva. Destino, una ración de Amor de esas para mí. 

PD: Sé perfectamente que no depende de mí enamorarme, no he perdido la cabeza (o sí, quién sabe..). Pero un pensamiento positivo tiene así como mil veces más fuerza que uno negativo, y Yo Voy A Tener Una Historia De Libro. EA.

Bichito.